Un desafío a la Legión
Mary Isabel Edelen
www.legiondemaria.org

Por muchos años el interés de todo el mundo se ha concentrado en la carrera seguida por las grandes potencias, para enviar un hombre al espacio. Este anhelo fue realizado por Rusia y casi inmediatamente por los Estados Unidos. Desde el momento en que el primer Astronauta se aventuró por el espacio, se abrió la posibilidad de la realización de nuevas y grandiosas hazañas. Presentados por la Prensa como hombres de convicciones, ideales y grandes aptitudes, los osados exploradores norteamericanos emularon el alto grado de coraje mostrado por Yuri Gagarín, quien inmediatamente de su triunfo, habló de "victoria" en nombre de las falsas doctrinas de su Partido. Nosotros, a nuestra vez, recordamos las palabras del Papa Pío XII a la Federación Internacional de Astronautas en 1956: "Las conquistas del hombre deberían contribuir a unirlo, no a dividirlo; deberían promover la paz, no la guerra".

Observando a estos modernos "Colones", podemos descubrir que ellos muestran, así como los legionarios romanos, grandes cualidades morales. Si la Legión Romana logró ganarse todo el mundo, los actuales Astronautas, realizan, en nombre de la ciencia, hazañas para las cuales la dominación mundial es un fin pequeño.

Legionarios de todo el mundo, ¿estamos nosotros demostrando aquellas cualidades que guarden relación con los grandes fines sobrenaturales que constituyen nuestro ideal? ¿Somos nosotros generosos, valientes, disciplinados, trabajadores? Nosotros que somos especialmente escogidos -por el Bautismo-; especialmente fortalecidos -mediante la Confirmación-; ayudados -por la Gracia que recibimos en la Legión. ¿Hemos asumido riesgos proporcionados a nuestra gran herencia y envidiable posición? A nosotros no nos interesa aventurarnos en lo no descubierto, nuestra tarea es llevar el Conocimiento, reforzado con la certeza de la Fe, a los que "no conocen".

Suprema aventura

Lo más interesante de las biografías de los siete Astronautas es el hecho de que "todos ellos son Protestantes". La revista Life los señaló a ellos como un buen ejemplo de lo que son los Estados Unidos. Por su parte Gagarín es presentado en "su mundo" como un gran Comunista. La posición clave de estos hombres que están haciendo la historia actual, nos proporciona temas para dilucidar las responsabilidades de nuestra propia posición. ¿A quién interesa que esos hombres que acometen la realización de la empresa espacial, tengan o no la plenitud de la Verdad? ¿Quién tomará la responsabilidad de informarles de los más trascendentales problemas? En esta dirección es cómo debemos considerar nosotros nuestra posición. O más certeramente, a quién interesa que el más pequeño vagabundo, a quien la sociedad llama "don Nadie" tenga la oportunidad de conocer a Quien creó su alma y la destinó a un fin absolutamente más grande que el universo entero? Nosotros sabemos a quienes incumbe esa misión: somos nosotros mismos, si es que vivimos el cristianismo apostólico que nos pide la Legión, si nosotros comprendemos el sitio fundamental de Nuestra Señora en el drama de la redención. Nuestra tarea se extiende no sólo a cumplir lo estrictamente personal sino a conseguir que otros también lo cumplan. En medio de las hazañas actuales, de resultados todavía inciertos, nos corresponde a nosotros lanzarnos a la Suprema Aventura, no sólo apoyados en la Fe sino en la Legión de María en plenitud. La experiencia de cada día muestra que el aumento de legionarios así como la fundación de nuevos praesidia, contribuyen a satisfacer las necesidades espirituales que se sienten en todas partes del mundo. El método para lograr el ideal final es lograr que la Legión, sea en verdad una legión tomando en consideración el número. El artículo "Movilizando Apóstoles", publicado por la revista "María Legionis" señala los resultados de la campaña de los Padres Columbanos en Inglaterra, la cual se ha extendido también a Irlanda, Latino América y algunas zonas de los Estados Unidos y que consiste en la utilización de grupos cuya finalidad es conseguir la formación de nuevos Praesidia. Nosotros por nuestra parte consideramos que este "método de equipos" es una contribución señalada de nuestra época.

Trabajo del Sistema de Equipo

A base de mi conocimiento del sistema de equipo que fuera empleado por Alfie Lambe, Seamus Grace y otros Enviados en América Latina, nosotros usamos el mismo método en nuestro programa de extensión realizado en New México y Arizona, en los Estados Unidos y en la Baja California, en México durante los pasados cuatro años. En un principio, decidimos constituir unos cuantos Praesidia en el menor tiempo posible, sin sacrificar por supuesto la necesaria instrucción en el sistema legionario a los nuevos miembros. Nosotros decidimos, por tanto, proporcionar las ventajas de la legión al más crecido número de personas que fuera posible.

Mientras que en la América Latina, Seamus Grace había demostrado que era posible la creación de un Praesidium en un día, nosotros descubrimos que en los EE.UU. había que usar dos tardes, dejando un período intermedio en el que se pudiera realizar algún trabajo práctico, o un tiempo similar a un fin de semana. Este método nos permitió reclutar algunos miembros que desarrollan también otras actividades sea de carácter cívico o parroquial. Nosotros confiamos en Nuestra Señora a la hora de escoger los grupos de trabajo: legionarios voluntarios de diversa procedencia -recomendados por su Director Espiritual y por la Curia- que cedían sus vacaciones; voluntarios de la localidad, incluyendo algunos que habían realizado ya algún otro trabajo para la Legión. Muchos han sacrificado un mes o seis semanas; uno tres meses; otros participaron en una campaña de dos semanas; y también algunos por el tiempo requerido para la fundación de un Praesidium más.

El Método en el trabajo

El método que usa el equipo es simple: después de recabar de la Reina de la Legión que muestre su poder y haga del nuevo, un Praesidium dinámico, se inician las etapas que incluyen: (1) Preparación, (2) Demostración de las reuniones, (3) Algunas horas de trabajo práctico, (4) Primera sesión regular del nuevo Praesidium, (5) Instrucción a los nuevos Oficiales.

Los trabajos preliminares son hechos con frecuencia por el equipo de extensión que visita al Párroco, muestra las credenciales del Obispo y del Concilium, recibe la invitación para hacer la fundación, y explica detenidamente el método que se va a poner en práctica. El Párroco es quien decide la manera como se anunciará la presencia del equipo y la Demostración de las reuniones. Lo más ordinario ha sido que se comunique la noticia desde el púlpito, junto con una exhortación y una nota en el boletín parroquial -el Domingo anterior a la reunión-, a más de la invitación personal del Párroco a las personas que él presume son aptas para la Legión. El anuncio general trae frecuentemente a la presencia del Párroco a personas que él jamás pensó que se hubieran interesado en el trabajo apostólico. Luego de esta tarea es todavía difícil lo que nos resta hacer a nosotros. En las áreas de misión o en sitios difíciles, los Párrocos consideran necesario que se invite a los posibles miembros visitando personalmente sus casas y también avisando a los feligreses en la puerta de la Iglesia antes de las misas del domingo, lo que se hace colocando a dos legionarios en cada puerta. Luego de la respuesta afirmativa, en algunas ocasiones se le preguntará inmediatamente, si además de él no conoce otras personas que podrían estar interesadas en asistir a la reunión de demostración. Nosotros hemos descubierto, salvo en contadas oportunidades, la gran eficacia de estos métodos, lo cual nos ha hecho recordar siempre que Nuestra Reina es todopoderosa y que no somos sino sus ejecutores y servidores.
Es un argumento convincente decir que el asistir a la demostración a nadie puede causar mal, sino que por el contrario, inmediatamente se pueden apreciar valiosos resultados. En cuanto comprenden que la Legión es para los Católicos practicantes, muchos pueden ser movidos por la atmósfera de oración y trabajo apostólico a cambiar inmediatamente de vida. Esto es especialmente notable en las áreas de misión de la Baja California, densamente pobladas y donde los misioneros tienen escasas probabilidades de conocer a todas las personas, cuya instrucción en el pasado ha sido muy deficiente. Nosotros conocemos a dos excelentes miembros que luego de asistir a la sesión de demostración y comprender que ellos serian excluidos del nuevo Praesidium por no estar casados por la Iglesia, decidieron recibir válidamente el matrimonio al día siguiente, luego de años de su unión, gracias a la Legión y después de pocos meses cada uno había logrado la regularización de varios matrimonios en su vecindario.

La sesión de demostración

Algunos Párrocos limitan la invitación a la reunión de demostración a los adultos. Otros permiten la asistencia a todos a partir de cierta edad: de esta forma se va preparando la formación de los Praesidia juveniles. En algunas ocasiones luego de la demostración ha sido posible la formación de vanos Praesidia, aún cinco. El número de asistentes -que ha variado de 4 a 150- no altera el hecho de que la demostración se ajusta enteramente a las reglas de la Legión, con un Altar tan hermoso y completo como sea posible y con los miembros del equipo actuando como Oficiales.

En lugar de los Informes, cada uno de los del equipo, describe una de las formas de trabajo legionario que su Praesidium está realizando. Después de la Catena, el Sacerdote pronuncia la Allocutio en la cual señala los motivos por los cuales desea el establecimiento de la Legón y con frecuencia explica también la idea de universalidad que distingue a ésta.

Después de las oraciones señaladas, anunciamos la fecha de la próxima reunión y pedimos voluntarios para que acompañen al equipo de miembros durante las horas del día o los días siguientes en las cuales se realizarán prácticas de las visitas, particularmente con el fin de reclutar nombres de posibles miembros y asistir a los ancianos y enfermos y visitar y ayudar en las obras del Párroco.

Pasmosos, "primeros resultados"

Para la segunda asamblea, que es la primera sesión regular siguiendo la Agenda, están ya confeccionadas las Actas de la Sesión de Demostración, se han hecho ya algunas visitas y todos toman parte en la reunión. Los nuevos aspirantes escuchan sus propios informes, en los que en muchas ocasiones se anotan milagros de la Gracia que se han producido como resultado de las visitas; de hecho los relatos de los "primeros resultados" asombrarían a cualquier persona corriente. Después de la reunión, o en algún momento adecuado al día siguiente se da instrucción a los nuevos Oficiales. Sus respectivos libros están ya listos y se los explica detenidamente. Es tan importante esta instrucción que hay que sacrificar para ella todo el tiempo razonable disponible, pues de ahí se obtienen grandes resultados. En muchos sitios la permanencia del Praesidium dependerá en gran medida de la eficiencia y convicción de sus Oficiales.

¿Cuáles han sido las ventajas obtenidas por este sistema en cuanto a nuevas fundaciones?. Nosotros podemos afirmar que los Praesidia formados mediante este método y fomentados por el Director Espiritual son mejores que aquellos fundados luego de semanas y meses de preparación y minuciosa instrucción. Ellos son mucho más dinámicos y conscientes de la necesidad de incrementar el número de sus miembros y los trabajos de extensión. Con toda frecuencia la campaña desarrollada despierta su entusiasmo. Ellos anhelan formar pronto parte de la Curia, la que puede ser constituida en unas pocas semanas. El resultado es que muchos Praesidia y Curiae, van apareciendo en un período de tiempo relativamente corto. Al mirar algunas de las diez Curiae formadas en la Arquidiócesis de Santa Fe y en la Diócesis de Gallup, Nuevo México, en un vasto territorio que incluye todo tipo de poblaciones -grandes ciudades, pueblos, aisladas misiones Españolas, "reservaciones" de los Indios Pueblos y Navajos, Bases Militares Aéreas- crece nuestra gratitud a los equipos voluntarios de extensión, quienes visiblemente demuestran la omnipotente intercesión de su Reina y Madre. Esto no significa que no es necesaria una vigorosa preparación e instrucción. Por el contrario, se considera muy importante la continua inspección a Praesidia y Curias para observar su trabajo y desarrollo. Pero en el tiempo intermedio se ha conseguido ya moldear las almas de muchos nuevos miembros.

Práctica y Eficacia en las áreas de misión

El método de equipo es muy práctico y poderoso en las áreas de misión. Un ejemplo reciente, sucedido en el territorio del Sur de la Baja California, donde una área misional permanecía sin servicios del sacerdote por largos períodos, muestra claramente que "nada es imposible a Dios". En una apartada población situada en las altas lomas del interior, se establecieron dos Praesidia en el lapso de tres días, del 11 al 13 de Octubre, sin contar con la presencia del misionero que se ve obligado a atender a 10 centros misionales separados por grandes distancias. Los voluntarios que desarrollaron el trabajo de extensión no sólo sirvieron para la reunión de demostración sino también para completar la fundación, y ayudados con el presidente provisional del Praesidium de adultos, llevaron a cabo, el 13 de Octubre una sesión de demostración en un poblado cercano. Se instruyó al nuevo presidente para que él y sus Oficiales asistieran a la próxima reunión del cercano Praesidium.

Dos semanas después, ellos nos escribieron que el Praesidium contaba ya entre sus miembros a los mejores católicos del pueblo. El mismo presidente viajó por un pésimo camino -en un trayecto que dura diez horas en el vehículo de la correspondencia- para asistir a la fundación de la Curia en La Paz, la Capital, y poco tiempo después envió un magnífico informe sobre el trabajo apostólico desarrollado por los tres Praesidia. El hecho interesante es que el misionero no supo del establecimiento de los Praesidia hasta seis semanas después y aun entonces no pudo disponer sino de cinco semanas para observar su funcionamiento. Durante las últimas semanas de Cuaresma, otro joven misionero fue enviado a asistir espiritualmente a esos caseríos pero sólo con carácter temporal. A su retorno, él se expresó en términos elogiosos por el hecho del gran número de personas que se acercaron a la Comunión durante la Semana Santa: viejos matrimonios, hombres, muchachos, "muchos que no habían ido a la Iglesia durante años". Enumeró además otros numerosos beneficios espirituales que él atribuyó a "la milagrosa intervención de la Santísima Virgen, a través de los esfuerzos de la Legión".

Los legionarios conocen que la conquista de una sola alma es más importante que los descubrimientos científicos. La era del espacio es menos importante que la conquista de la eternidad. Teniendo una fe absoluta en la eficacia de los medios sobrenaturales, unida con un extraordinario esfuerzo y teniendo a la vista nuestros supremos fines, quién dudará que Nuestra Señora alcanzará del Espíritu Santo todos los instrumentos necesarios para hacer eficaz nuestro trabajo? ¿Quién dudará de su dirección y guía en la gran tarea de hacer partícipes a todos de la Gracia mediante el eficaz mecanismo de la Legión? Abandonar nuestras ideas personales es necesario para no limitar la acción de nuestro trabajo y procurar que aquella se extienda a toda la humanidad. Pero si consideramos que cada miembro activo de la Legión es ya un ser especialmente escogido, fortalecido y ayudado por la Gracia, no podemos vacilar en seguir la recomendación de Frank Duff: "El objetivo es dar a cada miembro activo una experiencia vital en el trabajo de extensión, con lo cual muy posiblemente, será después un legionario diferente".

Cuando nosotros dimos principio a los equipos de extensión, confiamos en que conseguiríamos la formación de dinámicos Praesidia, cuyos miembros inmediatamente comprenderían su responsabilidad de extender a su vez la Legión en su propia esfera. El objetivo misionero de la Iglesia es de esta forma estimulado; el mensaje de Pentecostés se continúa.