El Praesidium Universitario
Por P. J. Field
www.legiondemaria.org

Bookmark and Share  

Legionarios de Oxford ayudan a dirigir una sociedad para introducir estudiantes extranjeros dentro de la vida universitaria. El ambiente de esparcimiento de una reunión de miembros de la sociedad a orillas de un río, es prueba de que se está logrando éxito.

Un legionario de Oxford nos muestra lo difícil que puede resultar el dirigir un praesidium universitario. Pero eso es lo que se debe esperar cuando se están jugando apuestas altas. El éxito consiste en poder enviar gente apostólica a lugares diversos. El peligro en esos centros de enseñanza es que hay la tendencia a hablar y teorizar mucho sin llegar a ninguna conclusión o meta. Lean el análisis hecho por el hermano Field sobre este aspecto.

Praesidium Santa Madre de Dios en la Universidad San Francisco Xavier.

Parece que la Universidad fuera el lugar ideal para la Legión de María. Es un lugar que está lleno de gentes jóvenes y entusiastas que tienen pocas de las responsabilidades que pueden impedir que un miembro de una parroquia se afilie a un praesidium. Sin embargo se ha hecho menos progreso allí de lo que se esperaba y este artículo tratará de examinar algunas de las causas posibles. A la presente fecha hay 6 praesidia universitarios en Inglaterra: Uno en cada uno de los siguientes centros: Oxford, Cambridge, Liverpool, Manchester, Birmingham y Exeter. La mayoría de las universidades tienen aproximadamente 6.000 alumnos y de esos uno de cada 10 es católico. No falta trabajo para la Legión. En Oxford, por ejemplo, el trabajo principal consiste en visitar a estudiantes católicos en 5 facultades de la Universidad que tienen una revista católica, y en dos facultades que no la tienen; dirigiendo una sociedad para presentar a estudiantes extranjeros a los círculos universitarios; visitar hospitales, y hacer una lista de pensiones católicas para el Capellán.

El primer problema que encuentra uno es el cambio constante de los miembros. Después de pasar tres trimestres anualmente durante tres años, el estudiante se va. A menudo el trabajo se ve interrumpido por exámenes. Generalmente los oficiales tienen que renunciar, al finalizar el año, y a gran parte del praesidium siempre le falta experiencia. Los adelantos que se logran bajo jefes buenos pueden perderse en poco tiempo y el entusiasmo se puede disipar durante las vacaciones. Cuando un miembro por fin tiene suficiente experiencia para guiar a otros en un trabajo difícil, ya se gradúa. La vida se convierte en una búsqueda permanente de miembros nuevos. Si no se reclutan miembros de la nueva clase que entran, al final del año el presidente encontrará que se le va la mitad de su praesidium y la otra mitad con sólo un año más de trabajo, después de lo cual habrá que reemplazarlos.

Antes de empezar la junta del praesidium universitario en uno de los pasadizos de la Universidad.Los legionarios son, primordialmente, estudiantes y hay veces en las cuales parece que sólo el director espiritual se da cuenta de esto. En un praesidium pequeño hay una fuerte obligación moral que les impulsa a hacer cuanto trabajo pueden ver, y hubo que amenazar con clausura de un praesidium universitario antes de lograr que sus miembros traten de ser apóstoles a tiempo completo. Si se logra evitar esto parece que se mejora el trabajo estudiantil. Las reuniones semanales del praesidium y el trabajar por otros previene tensiones. El año pasado uno de los praesidia universitarios se llevaron todos los primeros y segundos Honores entre sus miembros que se graduaban; que era un resultado muy halagador.

La tentación más insidiosa para los intelectuales es el hablar y hablar sin hacer nada efectivo. El seguir fielmente los preceptos del Manual ha tenido un efecto notorio sobre esto y con el tiempo, el capellán encuentra que la Legión se convierte en su instrumento más efectivo para llevar a cabo el trabajo. Pero el trabajo necesita de continuidad para poder sobrevivir al cambio frecuente de los oficiales y que los nuevos miembros lo puedan aprender rápidamente. Consiguientemente la mayor parte de trabajo tiene que ser alguna cosa legionaria de rutina tal como hacer visitas que también enseña a los miembros a perseverar en trabajos no espectaculares. En segundo lugar hay que mantener records detallados y eficientes. Es necesario enfatizar esto ya que existe la idea de que la eficiencia no es apostólico. No siempre se hace miembro legionario durante su primer semestre y muchos de ellos no continúan. De veinte miembros que ingresaron en el nuevo praesidium de Oxford el año pasado solamente 10 perseveraron. Y cuando un legionario se gradúa se lleva su libro de notas y su memoria. Para evitar esto, si se les da a los legionarios unos libretines de hojas movibles con una hoja para cada persona que visitan, entonces ellos pueden escribir con bastante detalle sus impresiones de sus contactos. Naturalmente que tendrán que tener los libretines bajo llave cuando no están en uso. El periódico universitario podría hacer un escándalo de lo que denominarían "métodos de policía secreta", si llegaran a caer en manos de ciertas personas. Pero con este libretín fuera fácil que los legionarios vayan a visitar a facultades llenas de gente que jamás han conocido y saber enseguida a cuáles deben tratar de convencer que regresen a los sacramentos, cuáles deben dinero por revistas y qué personas les darán una tasa de té a los legionarios cansados. Algunos de los legionarios tienen que duplicar o más sus apuntes, pero así el praesidium puede guardar esa tercera parte de su memoria comunal que se pierde al final de cada año, y se puede reducir a lo estrictamente esencial los informes y actas de las sesiones y los miembros que se encuentran desempeñando un trabajo nuevo no tiene que revisar las actas pasadas para poder descubrir suficiente información acerca de lo que se proponen hacer.

Rezando las Oraciones Iniciales y el Rosario de rodillas.El vicio universitario de la discusión puede tener sus usos ventajosos. Después de las reuniones, al tomar una taza de café en los cuartos de alguno de los miembros, se ha encontrado que esto ayuda enormemente para llegar a conocer a otros legionarios y para discutir cuestiones básicas de política o futuras propuestas para discutir más largamente durante las reuniones. La discusión entre los Patricios es una manera útil de difundir conocimientos. El presidente en Liverpool me recuerda que: "La habilidad de los miembros de la Sociedad Comunista para presentar y defender su causa es formidable. No se puede contestar a las preguntas de los estudiantes simplemente diciéndoles que tengan fe". Parecía que los Patricios serian una contestación a esto pero parece difícil que tengan éxito en un lugar que ya de sí mismo está demasiado lleno de grupos de discusión.

A la primera reunión de Patricios en Oxford, asistieron 12 legionarios y 2 no-legionarios y ratos largos de silencio angustioso. Hicimos más propaganda y muchas de las personas que habían prometido venir tuvieron que aguantarse nuestras explicaciones de lo que se habían comprometido. Tuvieron mucho interés en saber a que hora terminaba la discusión. Sin embargo la segunda reunión tuvo a 12 no-legionarios y la discusión resultó ser mucho más interesante. Mas tarde uno de los no-legionarios dijo: "Este es el mejor grupo de discusión católico a la que he asistido. Está lleno de vida. Aún los ratos de silencio me parecen que son porque la gente está pensando". El secreto parece que radica en hacer callar a los especialistas y hacer que los concurrentes tomen parte. Pero se vio que si no se les recordaba la próxima reunión poco antes con una tarjeta postal, no había una concurrencia a la que podía hacerse hablar.

Una forma más satisfactoria de darle a la gente una base buena en la fe seria un curso de catecismo como la que empezó el Arzobispo de Liverpool, o el curso del Gremio de Evidencia Católica, pero esto resultaría muy laborioso. Cualquier cosa que se decida dependerá mucho de lecturas privadas y estudio, pero los Patricios son inmejorables para incitar a esto.

La sensación de aislamiento en un praesidium universitario es peligrosa y hay que combatirla, para que los miembros no se sientan inefectivos. El praesidium tiene poco de común con su Curia en cuanto a la edad de los miembros, el tipo de trabajo y las dificultades, y la mitad del año no está ni allí. La correspondencia entre los praesidia de las universidades ayuda a resolver problemas; los retiros y peregrinaciones juntos les Lectura Espiritual tomada del Manual de la Legión de María.ayudan a sentirse parte de un todo más grande; pero solamente el trabajar con praesidia lejanos les ayudará a entrenarse para el resto de su vida. Por lo tanto todos los oficiales deben asistir a la curia y los miembros deben afiliarse a los praesidia de sus hogares cuando están en vacaciones, a pesar de tener que estudiar y de tener empleos durante las vacaciones y viajes a otros países. Durante el año escolar es difícil compaginar el trabajo para la universidad, la parroquia, y el entrenamiento para su vida futura; pero obviamente las necesidades inmediatas al Director Espiritual deben ser las primeras en ser estudiadas. Pero el valor de un trabajo extraordinariamente fuerte se ha comprobado en Birmingham, donde el presidente dice: "Cuando se les da trabajo difícil se vuelven legionarios experimentados en poco tiempo. Una de las apóstoles de vacaciones de la universidad ha estado en la Legión por 5 semanas. Después de una semana de apostolado de vacaciones yo la considero una de las privilegiadas". Además del trabajo ordinario, pareciera que los miembros de una universidad estarían especialmente aptos para dar instrucción a los convertidos, instrucción escolar, y para manejar grupos de Patricios para sus curiae. Esto también les dará una idea de su ambiente futuro y permanente, con el entrenamiento cada vez más severo.

La cooperación con otras sociedades Católicas universitarias puede resaltar un problema. Un praesidium universitario ha estado visitando hospitales con los S.V.P. y lo ha encontrado tan útil como beneficioso. Sin embargo otro praesidium no tuvo tanta suerte.

Los Directores Espirituales de la Legión de María no podrán negar que el trabajar por parejas, la asignación semanal y los informes acerca del trabajo es un sistema que hace que las cosas se cumplan con rapidez y eficiencia como ninguna otra, y que hace cosas que él simplemente no tiene tiempo para hacer. El praesidium que sigue el Manual no puede equivocarse. Su obediencia y esmero en cumplir su trabajo tan eficientemente como lo haría Nuestra Señora, le asegurará su crecimiento en santidad y un aumento de influencia para Cristo en su alrededor.

Las fotos corresponden al Praesidium Santa Madre de Dios de la Universidad San Francisco Xavier... Ver otros álbumes de fotos.

Reunión de Patricios entre universitarios. Fiesta del Acies. Retiro Espiritual entre universitarios.
Reunión de Patricios
entre universitarios.
Acies Retiro Espiritual