Nueva biografía de un católico irlandés pionero
Por Gareth Russell
Traducido al español por Rosario Jáuregui, del Senatus de Bilbao, España

 

Bajar este artículo en archivo word. 

Bookmark and Share  
 
The Irish Times ha dado una opinión muy positiva de la nueva biografía que Finola Kennedy ha hecho de su difunto padrino Frank Duff, el fundador de la Legión de María. Duff fundó la sociedad en 1921 con el objetivo principal de fomentar la devoción a la Virgen María y proporcionar soluciones prácticas de ejercer la caridad ante los problemas y la situación de necesidad de muchos en Irlanda.

Basada, en gran medida, en las enseñanzas de San Luis Mª de Montfort, bajo la dirección de Duff, la Legión de María creó varias organizaciones y establecimientos que iban muy por delante de su tiempo en la Irlanda de principios y mediados del siglo pasado. Se opuso firmemente a las escuelas “tipo industrial” para niños abandonados de la clase baja. Una postura que parece casi profética cuando el catálogo de malos tratos físicos infligidos a los niños irlandeses en dichas escuelas salió a la luz a finales del siglo XX. En contraste con otros sectores del catolicismo en la Irlanda de la época, que estaban a favor de enfoques como los de las infames maternidades de las Magdalenas para “resolver” el problema de las madres que dan a luz fuera del matrimonio, Duff y la Legión de María establecieron el Regina Coeli (Reina del Cielo) albergue en 1930 para madres solteras que crían a sus hijos en un ambiente cristiano, seguro y acogedor.

Para hacer frente al problema de las personas sin hogar en Dublín, la Legión inauguró el albergue Estrella de la Mañana, y en la década de 1940, cuando Irlanda estaba siendo despedazada por sus vecinos del norte en el Ulster por permanecer neutral en la lucha contra el nazismo, Duff organizó varios programas ecuménicos de extensión para trabajar con los protestantes de Irlanda en proyectos de interés común. También abordó la prostitución y los numerosos burdeles de Dublín. Este hombre, tan inspirado por el Espíritu Santo y con tanta gracia de Dios, falleció en 1980 a la edad de noventa y un años, y hoy en día la Legión de María es la mayor organización apostólica del laicado católico en cualquier parte del mundo, con más de 10 millones de miembros.

Catriona Crewe, que revisó en libro para The Times, es la directora de Proyectos Especiales de los Archivos Nacionales de Irlanda y la persona encargada del proyecto SAOL, que trabaja con mujeres para la prevención de la adicción a las drogas en Dublín. Crewe encuentra mucho que alabar en la biografía de Kennedy sobre su célebre padrino. El libro explica al lector por qué hay tanto que admirar en el idealismo de Frank Duff, su eficacia práctica y sus logros. Sin embargo, Crewe también critica el fracaso de la obra en comprometerse con la “arrogancia, la altivez y, a menudo, la enorme estupidez” de la jerarquía católica en Irlanda, ya que puso obstáculo tras obstáculo en el camino de Duff, porque desconfiaba de las iniciativas laicas y se determinó a toda costa a aferrarse al control de todos los proyectos sociales y de beneficencia en Irlanda. Como Crewe irónicamente observa: “Uno podría haber pensado que una organización católica laica con la misión de ayudar a los pobres y una especial devoción a la Virgen debería haber conseguido el apoyo y la aprobación formal de sus prelados locales casi desde el momento de su creación.”

La vida de Duff constituye un punto interesante en la historia de Irlanda, porque demuestra que la vitalidad y la piedad eficaces eran posibles en las organizaciones sociales católicas de Irlanda, incluso mientras ésta se precipitaba hacia las terribles crisis morales de su historia reciente. Uno no puede dejar de sentir que si Duff hubiera sido algo más atrevido, como Catriona Crewe sugiere, o si hubiera habido más hombres como Frank Duff y menos, como el arzobispo McQuaid, el horror de lo que vino después se podría haber evitado. Sin embargo, yendo más allá de la perspectiva irlandesa histórica de la vida de Duff, los logros alcanzados por la Legión de María, tanto entonces como hoy, son un homenaje tanto a su propia vida tan inspirada y con tanta visión como también a la utilidad que la Legión sigue teniendo, incluso nueve décadas después de su fundación.

http://garethrussellcidevant.blogspot.com/2011/07/new-biography-of-irish-catholic-pioneer.html