La Legión de María y la devoción al Sagrado Corazón
Por Liam Herlihy (*)
www.legiondemaria.org


 

Uno de los principales trabajos de la Legión de María en sus primeros días, fue el arreglo, en el curso de las visitas para la entronización del Sagrado Corazón en el hogar. Esta práctica a lo largo, ha sido descuidada por muchos años y es apremiante que nosotros retomemos a ese apostolado de los primeros días. ¿Por qué? Porque la devoción al Sagrado Corazón, que está usualmente acompañada de la devoción al Inmaculado Corazón de María, es vital en la doctrina cristiana. Permítannos examinar las bases de esta devoción que no es una devoción moderna, sino al contrario.

¿QUÉ ES LA DEVOCIÓN AL SAGRADO CORAZÓN?

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús puede ser definida, como nuestros esfuerzos para devolver amor por amor a Dios, quien primero nos amó y demostró ese amor. En cierto sentido, entonces, todos los que confiesan que Jesús se hizo hombre para redimimos, practican la devoción al Sagrado Corazón. Lo que significa de alguna forma, el tener dicho entendimiento práctico y apreciación del lugar que Jesucristo ocupa en nuestras vidas y del amor que, como Dios y hombre Él nos mostró, que tendamos a dedicamos a una vida de amor en retomo de acuerdo al mandato de san Pablo en su Carta a los Efesios (Cap. 5): "Deja que tu vida sea un solo amor". O para acotar, de la Carta Encíclica del Papa Pío XII "Haurietis Aquas"... "Esta devoción es en esencia simplemente devoción al amor divino y humano del Verbo Encarnado y también el amor al Padre celestial y del Espíritu Santo para el hombre pecador"... y nuevamente... por esta devoción "honramos el amor de Dios y de Jesucristo por la raza humana bajo el signo sagrado del corazón atravesado de nuestro Redentor crucificado"... una devoción de la cual dice el Papa que está convencido "nunca ha de estar ausente de las prácticas religiosas de la fe". Él continúa "la fe debe derivar su conocimiento de devoción al Sagrado Corazón de Jesús a partir de las Escrituras Cristianas tradicionales y de la liturgia..." Y el Santo Padre dice "El Corazón de Jesús representa un lugar para contemplar todo el amor que Él nos ha brindado y que continúa brindándonos hoy en día. Por esa razón la devoción al Sagrado Corazón debe ser considerada como la expresión perfecta y práctica de la religión cristiana. Esto es, que la religión de Jesús depende enteramente de un mediador que es Dios y hombre; así que nadie puede llegar al Corazón de Dios excepto a través del Corazón de Cristo, como Él mismo dice: "Yo soy el camino, la verdad y la, vida. Nadie va al Padre si no es por mí" (Juan 14, 6).

Pero, ¿por qué las referencias del corazón? ¿Por qué el corazón? Porque el corazón físico de un hombre es usado como símbolo del punto central de su personalidad, es usado como una palabra primaria para designar a la persona completa más que "cabeza" y manos'. Y aparentemente este uso es común en todas las culturas. La referencia al corazón es muy común en las Escrituras. Entiendo que hay 113 referencias al corazón en los Salmos. El corazón es el símbolo del amor.

EL AMOR DE DIOS A SU PUEBLO

En el Antiguo Testamento el mensaje del Dios de amor para su pueblo era frecuentemente repetido. Todas las promesas de amor del Antiguo Testamento son completadas en el Nuevo Testamento, mediante Jesús cuyo corazón derrama hasta la última gota de sangre para mostrar Su amor, de acuerdo a Su propio testimonio: ¡No hay amor más grande que el dar la vida por los amigos! Como san Pablo señala en I y II Efesios, el misterio de Cristo está por encima de todos los misterios de amor y es el amor de Cristo por nosotros en el que pensamos primariamente cuando hablamos de devoción al Sagrado Corazón.

ORÍGENES

Pienso que existe, una impresión de que esta devoción se originó con las revelaciones de nuestro Señor a santa Margarita María de Alacoque en su convento de Paray-le-Monial, Francia, en el período 1673-75. Aspectos de la moderna devoción al Sagrado Corazón y muchas de las prácticas asociadas con ésta, vienen de sus escritos. Pero la devoción arranca de más atrás que el mismo Calvario. La espada de Longines atravesando el Corazón de Jesús y casi a partir de los primeros siglos, el Corazón de Jesús atravesado, ha sido visto como un símbolo de su personalidad interior, especialmente de Su amor. Esta tradición deriva principalmente de dos pasajes del Evangelio de San Juan Caps. 7 y 19. San Juan Cap. 7 nos dice lo que pasó en la fiesta de los Tabernáculos (un día de acción de gracias por la cosecha). Estas ceremonias recordaban a los judíos el agua que calmó su sed cuando Moisés golpeó la roca en el desierto. Jesús estaba observando la ceremonia, y entonces Él dijo a la gente: "Venga a mí el que tiene sed; el que crea en mí tendrá de beber. Pues la Escritura dice: De él saldrán ríos de agua viva". (Jn 7, 38). El Cap. 19 se refiere a los soldados atravesando el costado de Cristo.

ANTIGUAS REFERENCIAS A LA DEVOCIÓN

Una de las referencias más tempranas al misterio del Corazón de Cristo, es encontrado en los trabajos de San Justo Mártir, del siglo II, quien escribió "Nosotros los cristianos como el verdadero Israel, nacidos de Cristo, sacados como desde una roca... Él hace que el agua de la vida fluya dentro de los corazones de aquellos que a través de Él aman al Padre. "Y san Ireneo, Obispo de Lyon, quien murió en el 202 después de Cristo, discípulo de san Policarpio que había sido amigo de san Juan Apóstol, escribió: "La Iglesia es la fuente del agua viva que fluye a nosotros del Corazón de Cristo". La devoción floreció en los centros de vida contemplativa medieval, especialmente en los monasterios benedictinos, cistercienses y cartujos. Uno de los más fuertes representantes de esto es santa Gertrudis, a quien nuestro Señor se le apareció alrededor del año 1280. A finales de la Edad Media la contemplación del Corazón atravesado de Cristo comenzó a extenderse entre el laicado. La nueva Compañía de Jesús establecida, practicó siempre, una creciente devoción al Sagrado Corazón.

Un aporte interesante de escritos de este período, es una publicación titulada "El Corazón de Cristo en el Cielo hacia los pecadores de la tierra", fechada en 1642 por Thomas Goodwin, fundador del congregacionalismo: "Juan tuvo voz de alarido, file un hombre de espíritu severo, pero Cristo vino 'tocando flauta y bailando': en su espíritu y en su ministerio fue todo melodioso y dulcísimo; y en el curso de su ministerio Él fue enteramente a su trabajo, Él era tan cuidadoso para atender las almas, y tenía tal consideración a sus desalientos, se decía que Él no rompería una caña magullada... Todo para expresar la ternura de Su Corazón...,' ¡Un pasaje sensitivamente tierno!

Un escritor moderno, el padre Karl Rahner, S.J., uno de los más sobresalientes teólogos del Concilio Vaticano II, escribió: "Teológicamente puedo y debo mostrar que la devoción al Sagrado Corazón está materialmente contenida en la Escritura y en la práctica patrística, y en la tradición medieval... no obstante este argumento dogmático abstracto y la indicación de un precedente no proveen una base suficiente para la presente devoción al Sagrado Corazón. Para esto, debemos apelar a las revelaciones privadas de Paray-le-Monial, o, si desean, a la aceptación de la Iglesia de la devoción, como está actualmente expuesta, que por cierto no siempre existió como en su forma presente".

SANTA MARGARITA MARÍA

La fría ráfaga del jansenismo, y los devastadores efectos del reino de Luis XIV de Francia, habían contribuido grandemente a la pérdida del fervor y del amor a Dios por el siglo 17, cuando Jesús se apareció a Margarita María Alacoque, una joven religiosa muy simple, en contraste a la cultivada benedictina santa Gertrudis (llamada La Grande). En todas partes Margarita María se encontró con oposición, hasta el arribo de un joven jesuita, san Claudio de la Colombiere, en Paray, que trajo con él un cambio. Entre los pedidos hechos por nuestro Bendito Señor a santa Margarita María, estaba en tener una Fiesta en honor de Su Sagrado Corazón, instituida para ser celebrada el viernes siguiente a la Octava de la Fiesta del Corpus Christi. Muchas de las prácticas que se le pidió a Margarita María, estaban cercanamente relacionadas al Santísimo Sacramento.

En su Encíclica "Haurietis Aquas", el Papa Pío XII, enfatizó en la base espiritual de la devoción al Corazón de Jesús. Pero está claro asimismo, que las revelaciones privadas tuvieron importancia en el desarrollo de la devoción como hoy en día la conocemos. Aquí quiero agregar, de la Introducción al muy útil folleto "Devociones Populares y la Liturgia", escrito por el ex Director Espiritual del Concilium de la Legión de María, Padre Thomas O'Flynn, C.M.: "Las devociones populares surgidas de las revelaciones privadas, son parte de la vida inspiracional de la Iglesia. Cuando tales revelaciones están formalmente aprobadas por la Iglesia, debemos considerarlas como la voz auténtica del Espíritu Santo al Pueblo de Dios".

Propiamente entendido, las devociones populares, parten el pan de Dios de las maneras más simples posibles para responder a las necesidades espirituales del hombre. Ellas son una especie casi tangibles, recordatorios, de que Cristo está siempre con Su Iglesia, fortaleciéndola y enriqueciendo su vida de oración a través del Espíritu Santo.

Es importante, sin embargo, considerar estas revelaciones en su relación con las Sagradas Escrituras como son interpretadas por la Iglesia, en relación a la enseñanza de la Iglesia en general. Es particularmente necesario verlas a la luz de la Liturgia y unir las devociones que recomienda, con la celebración de la Eucaristía". El folleto del Padre O'Flynn, señala que el culto litúrgico de los Corazones de Jesús y María, fue introducido primeramente por san Juan Eudes y que santa Margarita María nos dijo que el mejor medio para cultivar la devoción al Sagrado Corazón es a través de la devoción a María. Nuestra Señora misma expresó en Fátima que el Corazón de Jesús desea ser venerado con el Inmaculado Corazón de María. Es significativo que la Medalla Milagrosa diseñada de acuerdo a las directrices de nuestra Señora, contenga en su reverso, los Sagrados Corazones de Jesús y María. Significantes también son las actitudes de los recientes Santos Padres. El Papa san Pío X, recomendó al Padre Matheo Crawley-Boevey, de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María, dedicar todas sus energías a la promoción de esta devoción. Padre Matheo vino a constituirse en el célebre apóstol de la Entronización del Sagrado Corazón en los hogares, recibiendo continuos alientos de los Papas Pío XI y Pío XII. El Papa Juan XXIII en su diario, afirmó que la devoción al Sagrado Corazón "es el más poderoso factor en su vida espiritual", y el Papa Pablo VI, repetidamente enfatizó que en los tiempos modernos la devoción al Sagrado Corazón es un imperativo.

Karl Rahner, S.J., escribiendo sobre las promesas hechas por nuestro Señor a santa Margarita María, dijo: ¿Por qué tanta gente eminente considera que esta devoción al Sagrado Corazón de Jesús es tan esencial a nuestros tiempos? ¿Es a causa del materialismo, el egoísmo y la violencia, de la carencia de disciplina, auto-control y de respeto por la persona humana de todas las edades, que están siendo tan extendidas hoy en día? Esto solo puede ser contrarrestado por el amor verdadero que puede ser encontrado hasta el extremo, únicamente en la fuente del amor. "Dios es amor", dice san Juan, y, para ayudar a la débil naturaleza humana, este amor es ejemplificado y personificado en el Corazón de nuestro Señor. Y María, como siempre, está señalando el camino de su Hijo.

LA RESPUESTA DE LA LEGIÓN

¿No deberíamos entonces reemprender en apostolado de los primeros días de la Legión, y sobre una amplia escala embarcarnos en la promoción de la Entronización del Sagrado Corazón en los hogares, especialmente en los hogares edificados en áreas nuevas? En nuestra parroquia, los legionarios jóvenes, llevan agua bendita a los hogares (a todos los recién construidos), quienes la solicitan. Pero los legionarios adultos, estarían requeridos a preparar cada hogar para la entronización, antes de que el sacerdote vaya a realizar la ceremonia; esto ayudaría al desarrollo de la devoción al Sagrado Corazón que puede llegar a lograr consecuencias.

Todo para nosotros es familiar con los aspectos de esta devoción. Uno de estos es el que siempre recordaré. Es la Hora Santa dirigida por el anterior Padre O'Mara, S.J. en la iglesia jesuita de la calle Gardiner en Dublin. Toda la feligresía repetía al unísono con el Padre O'Mara una de sus plegarias favoritas cuando él se tomaba hacia el Santísimo Sacramento expuesto: "¡Oh Jesús del amado Corazón, yo creo en tu poder! ¡Yo creo en tu sabiduría! ¡Yo creo en tu amor personal hacia mí. Y, por lo tanto, oh muy Sagrado Corazón de Jesús, pongo toda mi confianza en Ti.
Bienvenida sea Tu Santa Voluntad!

Nunca fue experimentado tanto fervor. Y todo estaba claramente establecido, sin ninguna objeción, por siempre bendecida una Persona a quien ellos reverenciaban y adoraban sin reservas.

 

*

Liam Herlihy nació en Knocknagree, Co. de Cork, Irlanda. En la Legión de María ocupó cargos de oficial de las Curiae Predicanda e Immaculata; ayudó a formar una biblioteca religiosa en la Curia Immaculata, fue corresponsal del Concilium con Austria, tiempo durante el cual visitó el Senatus de Viena varias veces, fue editor de la Revista Maria Legionis durante muchos años, y asistió a la reunión del Concilium donde dio muchas sugerencias valiosas a la reunión. Lo más destacado en su vida fue la misa diaria. Durante un período de 60 años, prestó un servicio muy entegado a la Legión. Murió en Cedar Nursing Home el miércoles 4 de septiembre y fue enterrado en el aniversario de la Legión, el sábado 7 de septiembre de 2013.